¿Qué te detiene para lograr tus sueños?

¿Qué tan interesante te parece?

Es muy probable que alguna vez hayas escuchado o leído que “sin importar la edad que tengas puedes lograr tus sueños”, y ¿sabes qué? ¡Es cierto!… claro, que hay de sueños a sueños, sin embargo, hay algunos que no dependen de nadie más que de ti, y si lo piensas bien el único obstáculo entre ellos y tú está en ti.

En algún momento de la vida dejamos de perseguir aquello que soñamos por realizar lo que debemos, porque las circunstancias no parecen ayudar a que concretemos lo que realmente deseamos o porque en nuestro interior albergamos ideas que nos impiden si quiera intentarlo, y porque también es verdad que no siempre estamos listos para iniciar el camino hasta lo que hemos anhelado tanto, pero, aquí va el único PERO que me gusta… Nunca es tarde.

Mientras respires no debes olvidar ni descartar aquello que hace brillar tu mirada, las circunstancias cambian, y si mientras haces lo que hoy necesitas te preparas para hacer lo que deseas cuando puedas hacerlo lo harás, y por el contrario, si te das por vencido, si renuncias a estar listo puede ser que cuando se presente la oportunidad no estés preparado para lograrlo.

Las oportunidades van y vienen, solo que algunas veces se tardan mas de lo que desearías, por eso, si tienes un sueño no te olvides de él, consérvate cerca de este, y cada día realiza una actividad que estnos da la fuerza para continuar, nos motiva a levantarnos cada mañana con les si y cuales no, y obviamente enfocarte en los que é relacionada con el.

Hay estudios sobre el comportamiento humano que demuestran que al final de la vida la gente se arrepiente más por aquello que no hizo que por lo que si realizo.

¿Qué o quién te detiene para alcanzar tus sueños?, ¿es real ese impedimento o es solo una creencia limitante?… Quizá sueñas con hablar en público, con aprender a cantar, o con viajar, tal vez tus sueños tienen que ver con las relaciones que tienes, con tus seres queridos, con sentirte a gusto contigo mismo, con estar en paz con tu vida… Todos los sueños son valiosos, unos tienen que ver con aspectos materiales y otros con los emocionales, es probable que algunos no sean factibles, y por esto mismo, para evitar la frustración y el desgaste por alcanzar lo inalcanzable es que es preciso evaluar cuales si y cuales no, y obviamente enfocarte en los que si pueden ser.

¿Sabes para que nos sirve soñar?, porque tener un motivo, una meta, un propósito o un proyecto le da sentido a nuestra existencia, nos da la fuerza para continuar, nos motiva a levantarnos cada mañana con entusiasmo.

Tal como nos animamos para acompañar y ayudar a otros a cumplir sus sueños igualmente podemos hacerlo con nosotros, y esto no significa que seamos egoístas, de hecho, si nos convertimos en grandes soñadores enseñamos a los demás a creer en sí mismos, a buscar y crear oportunidades para realizarlos.

Pocos eventos son más sublimes que los de materializar un sueño, más si no ocurriera también obtendríamos la satisfacción de haber llegado hasta donde nos sea posible.

Encerrarnos en lo imposible reduce las posibilidades para hacer lo posible… ¿Qué sueñas tú?, ¿Con qué recursos cuentas para lograrlo?, ¿eres tú o tus creencias lo que te está impidiendo hacer realidad tu sueño? Te invito a reflexionar cuanto tiempo llevan tus sueños guardados en el cajón, o cuanto hace que no te permites soñar, crear y construir.

En un mundo de realidades soñar nos despierta para vivir… ¡vivir de verdad!

1A-01

Twitter @Lorepatchen

Facebook Comments
Share Button