Haciendas de la época española, dieron nombre a poblados de Tulancingo.

¿Qué tan interesante te parece?

De acuerdo con datos históricos, desde su llegada, los españoles abarcaron la mayoría de los territorios del valle de Tulancingo, la generalidad de estos, repartidos en haciendas, tierras de labor y de crianza de ganado.

La parte boscosa, que rodeaban los ríos y que fungía como hogar de muchos animales, que ya no existen en la zona, como el armadillo, venado cola blanca, gato montés y águilas.

Dichos bosques fueron desapareciendo al tempo que se iban agrandando las haciendas de españoles, obligando a los nativos a refugiarse en zonas más altas, reduciéndolos a pequeños grupos.

El esfuerzo de los nativos por mantener sus tradiciones, cultos, y lengua; fue menguando a pasos gigantescos, y su lengua natal la fueron cambiando por el español, tanto para trabajar, negociar y para comunicarse con los caciques de las haciendas, lugares donde se manejaban todos los suministros para cualquier habitante de la zona.

Si bien, hubo varios intentos por parte del señorío de Tulancingo por sublevarse, tanto del yugo azteca como del español, la mayoría de las veces fueron controlados de inmediato.

El Valle de Tulancingo, cuenta con un buen número de ex haciendas y ranchos, que provienen de la época de la conquista española, mismas que en posteriormente servirían como trazo para dar vida y nombre, tanto a pueblos como a municipios de la actualidad.

Facebook Comments
Share Button