Tulancingo, y la repartición de mercedes españolas

¿Qué tan interesante te parece?

Para la llegada de los españoles, la división territorial de Tulancingo, ya existía una disputa territorial añeja entre dos parcialidades, tlaixpa y tlatoca, mismas que en su interior se dividían en calpullis.

En este entonces, Tulancingo lo ubicaban a 30 leguas al nordeste y en el pueblo vivían hasta 100 familias de españoles, mestizos y mulatos, y de originarios contaban cerca de 710 que hablaban el idioma mexicano.

Para las primeras familias españolas, fue de gran importancia llegar a Tulancingo, para poder solicitar mercedes de tierras y poderse establecer, ya que las tierras eran muy productivas, y ríos caudalosos se extendían a lo largo del valle.

Las mercedes de tierra otorgadas por la corona española, que fueron conformando la propiedad privada en el territorio de los pueblos, que en ese entonces debía ser de 600 a 800 varas, medidas desde el centro, donde normalmente estaba ubicada la iglesia.

Estas mismas mercedes después de algunos años dieron origen a las haciendas y ranchos, cuyos propietarios tras legitimar sus posesiones, podían disfrutar de lo que producía su tierra.

Según las relaciones del arzobispado de México, el pueblo de Tulancingo era de los mejores, ya que mantenía un arzobispado, gracias a su vecindario, así como su ubicación geográfica.

Facebook Comments
Share Button