Estrés: ¿Qué es? y ¿Cómo evitarlo?

¿Qué tan interesante te parece?

Si tú eres de las que todo el día se sienten agotados, les cuesta mucho trabajo levantarse por las mañanas, se les dificulta conciliar el sueño por las noches, se encuentran irritables, de mal humor, poco productivos y poco eficientes en sus actividades diarias, entonces esto les puede interesar. Como dato estadístico les diré que el 80% de las consultas médicas son por estrés.

El estrés es una respuesta natural y necesaria que prepara al cuerpo para actuar frente a situaciones que se perciben como amenazantes, gracias a él es posible actuar rápidamente ante una emergencia y de igual forma, agudiza las habilidades para desempeñar alguna actividad.

No obstante, cuando es demasiado y continuo, puede provocar diferentes daños y síntomas físicos, incluso puede empeorar ciertos problemas de salud, por lo que es importante atender este padecimiento.

Es importante comentar que todos tenemos una glándula llamada suprarrenal y la cual se encuentra ubicada arriba de nuestros riñones y es encargada de producir algunas hormonas de las cuales son DHEA (Dehidroepiandrosterona), es la materia prima de la testosterona (hormona de la sexualidad) si tú tienes baja esta hormona entonces presentaras dificultad para llegar a un orgasmo, bajo deseo sexual, te encuentras irritable, deprimido.

La adrenalina (hormona de huida-escape) la falta de esta te hace sentir débil, vulnerable, sin energía para enfrentarte a tus miedos o temores.

El cortisol (hormona del estrés) esta nos desinflama, nos ayuda a mantener una función optima del sistema inmunológico para que no nos enfermemos continuamente.

Ahora bien en un proceso de estrés en nuestro cuerpo se incrementa la producción de estas tres hormonas manifestándose en irritabilidad, alteraciones gástricas, dolor de cabeza, sensación de falta de aire, dificultad para dormir o comer, dolor de espalda y cansancio sin razón aparente, pérdida de masa muscular o ósea, incremento de la grasa abdominal. Antojo de alimentos ricos en azúcar, resistencia a la insulina (etapa pre diabética), sistema inmunológico bajo, problemas de memoria, sueño y humor.

Asimismo, la presión sanguínea se eleva, aumentando el riesgo de numerosos padecimientos; la ansiedad y la depresión son otras señales de un alto grado de estrés.

Los factores que contribuyen o fomentan el estrés son la frustración, la presión escolar, económica, personal, grupal o laboral, la sensación de amenaza y los estímulos ambientales dañinos y alimenticios principalmente.

Ahora bien cuando por periodos largos nos mantenemos en estrés continuo llega un momento en que se presenta  falla de la glándula suprarrenal ocasionando lo que se conoce como fatiga adrenal en la que los niveles de estas hormonas disminuyen manifestándose con enfermedades recurrentes, alergias, fatiga crónica levantándome todos los días cansado de mal humor, se pierde el interés a lo que antes te apasionaba, dolores musculares continuos, depresión, disminución de la libido, no  hay orgasmos, alteraciones del periodo menstrual, tanto los niveles altos y bajos de cortisol ocasionan desbalance hormonal  guarda grasa cerca del hígado, produce inflamación niveles normales entre 12 y 18 en sangre.

Existen algunas medidas que se pueden tomar para evitar que ese tipo de situaciones tengan efectos negativos.

En primera instancia, es esencial que reconozcas los momentos en los que te sientes estresado o estresada.

El estilo de vida es un aspecto determinante; por ello es importante que tengas un horario fijo para descansar y dormir; que comas saludablemente es decir incremento de alimentos orgánicos principalmente verduras y frutas, evita alimentos con alto contenido en azúcar, sal y disminuye la ingesta de café y energéticos como el red bull, monster o vive 100 ya que son estimulantes muy agresivos del sistema nervioso, incrementa la ingesta de agua, no te saltes las comidas, realiza ejercicio al menos 30 minutos al día (te recomiendo la caminata y el yoga), esta actividad puede ayudarte a aliviar la energía y la tensión reprimida, por lo que puede resultar muy benéfica para ti.

No trates de hacer todo de una sola vez, tómate tu tiempo, pero sobre todo, sé realista con tus metas y no te excedas. Toma pequeños descansos en tu trabajo. No te preocupes por las cosas que no puedes controlar, como el clima, por ejemplo. Busca a una persona de confianza con quien puedas hablar, en este sentido, también resulta fundamental que pases más tiempo con la gente que te brinda apoyo que con quien no lo hace. Respira profundo, inhala y exhala lentamente.

El buen humor ayuda a reducir los efectos negativos, así que ríete. Un buen método para controlar el estrés es cambiar la manera en la que reaccionas ante las circunstancias que te lo provocan. Acude al médico para que te ayude a controlarlo y te podrá recomendar algunos suplementos y nutraceúticos que te pueden ayudar a mejorar y regularizar los niveles de hormonas suprarrenales por lo que te aconsejo que si presentas:

  • Si te cuesta trabajo levantarte en las mañanas
    • Si a pesar de haber dormido suficiente te sigues sintiendo cansado por la mañana; es decir no tuviste un sueño reparador.
    • Ansiedad por comer alimentos salados o le pones mucha sal a los alimentos; o bien ansiedad por comer alimentos muy dulces.
    • Si estás aletargado (falta de energía) sientes que estás en cámara lenta
    • Haces esfuerzos sobrehumanos para poder realizar tus actividades diarias
    • Bajo libido o deseo sexual
    • No puedes manejar el estrés cotidiano; constantemente estás enojado, te alteras fácilmente, estás ansioso, comes de una forma compulsiva
    • No te recuperas rápido de enfermedades: una gripa te dura meses, o tardan en sanar heridas…
    • Te mareas si te levantas rápido de una silla o de la cama
    • Estas experimentando una depresión leve
    • Falta de interés en actividades que normalmente te gustaban y disfrutabas
    • Si eres mujer tu síndrome premenstrual ha aumentado: te inflamas más, estás cansada, aumento en los cólicos, ansiedad por comer
    • Pérdida de memoria
    • Poca tolerancia
    • No te sientes activo o despierto hasta las 10 de la mañana; te empiezas a sentir cansado a partir de las 3 ó 4 de la tarde y te vuelves a sentir mejor a las 6pm.
    • Ha bajado tu nivel de productividad
    • La fatiga adrenal es un síndrome, lo que significa que es un conjunto de signos como los que te acabamos de describir; si tienes más de 10 de estos signos es necesario que te realices un perfil hormonal con curva de cortisol en saliva para que un profesional de la salud pueda darte el tratamiento indicado.

Acude inmediatamente con tu médico para que te pueda dar un tratamiento adecuado a tus necesidades.

 

CONTACTO PARA CITAS CON EL DR.

OSWALDO RODRIGUEZ CRUZ AL 7751084935

O AL CORREO osw.med@hotmail.com

 

Facebook Comments
Share Button