164 aniversario de Tulancingo como Villa, no como ciudad

¿Qué tan interesante te parece?
  • Tulancingo fue nombrado Villa, el 9 de noviembre de 1854, no ciudad como lo celebramos.

Por Abraham Ascencio

Buscando entre los lugares más ocultos de la historia, está el rescate de los hechos que dan nombre a los lugares en donde habitamos, y que darán identidad a las generaciones posteriores.

Durante años hemos celebrado el 9 de noviembre de 1854 como la fecha en que Tulancingo recibe nombramiento de “ciudad”, lo cual es erróneo, ya que Tulancingo había sido elevado al grado de “Villa” por el gobierno de Antonio López de Santa Anna, adquiriendo el nombre de “Villa de Tulancingo de Santa Anna”.

Lo anterior sustentado en el documento 4352, de la Legislación Mexicana o Colección Completa de las Disposiciones Legislativas expedidas desde la Independencia de la República, en su edición oficial de 1877, y que se transcribe a continuación:

“Noviembre 9 de 1854._ Decreto del gobierno.- Se concede á Tulancingo el título de villa.

Ministerio de Gobernación. – Sección 2_ S. A. S. el general presidente se ha servido dirigirme el decreto que sigue:
Antonio López de Santa Anna, etc., sabed: Que en uso de las facultades que la nación se ha servido a conferirme, he tenido á bien decretar lo siguiente:

Artículo único. Se concede á la población de Tulancingo, cabecera del distrito de su nombre en el departamento de México, el título de villa, denominándose en lo sucesivo Villa de Tulancingo de Santa Anna. Por tanto, mando que se imprima, publique, circule y se le dé el debido cumplimiento, dado en el palacio nacional de México, a 9 de Noviembre de 1854.- Antonio López de Santa Anna.- Al Ministro de Gobernación.”

Las celebraciones que año con año se llevan a cabo en las instituciones educativas y gubernamentales de Tulancingo, ostentando el 9 de noviembre de 1854 como la fecha en que Tulancingo fue elevado al grado de ciudad, deberán corregir dicho error histórico, ya que en esa fecha Tulancingo fue nombrado Villa.

En la misma condición se encuentran los archivos históricos de muchos municipios, quienes cumplen con la disposición de tener una dirección de archivo, que entre sus actividades más amplias está la de encimar cajas con hojas. Es cierto que la historia es escrita por los vencedores, pero ahora corresponde escribirla a aquellos que venzan la apatía y el ego, conquistando la historia y la verdad.

Facebook Comments
Share Button