Confirman presencia de hidrocarburo en un manantial de San Juan Hueyapan

Autoridades federales, estatales y municipales, confirmaron la presencia de hidrocarburo en un manantial de  San Juan Hueyapan, en el municipio de Cuautepec, por lo que será suspendido y dos de tres comunidades afectadas, serán abastecidas con un nuevo pozo.

Al filo del mediodía de hoy, domingo, se realizó una conferencia de prensa en la sede del gobierno estatal, donde se informó de los análisis de laboratorios que se hicieron a por lo menos cinco fuentes de agua que presuntamente presentaban olor a combustible.

La alcaldesa de Cuautepec, Haydeé García Acosta, fue la encargada de dar a conocer los resultados realizados por un ente externo a las autoridades de Salud del Estado, informando que el pozo Almoloya, manantial Cangrejos y los pozos Nuevo y Viejo de Guadalupe Victoria están dentro de la norma.

García Acosta informó que el manantial La Condesa, ubicado en la comunidad de San Juan Hueyapan, es el único que presenta ligera contaminación por presencia de hidrocarburos.

Bajo esta circunstancia, agregó la edil, se ordenó  suspender el uso de dicho manantial por lo que se mantendrá el abasto de agua a través de pipas a la zona afectada.

“Con el pozo Nuevo de Guadalupe Victoria, se abastecerá a la comunidad Guadalupe Victoria y a San Juan Hueyapan, usando la infraestructura hidráulica  ya existente en ambas comunidades, mientras que en Santa María Nativitas, donde hay cerca de 3 mil habitantes, se abastecerá por el momento a través de pipas, en lo que se realizan gestiones para una nueva fuente de abastecimiento” explicó la alcaldesa.

Adelantó que se continuará haciendo monitoreos para garantizar las condiciones del hídrico, esto de manera mensual en coordinación con la Secretaría de Salud Estatal (SSA) y la Comisión para la Protección de Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (COPRISEH)

La alcaldesa pidió a los habitantes de las comunidades afectadas, a que laven sus tinacos y cisternas entre hoy y mañana 31 de diciembre, para que estén en condiciones óptimas de higiene cuando se les envíe agua del pozo nuevo.

La titular de la COPRISEH, Rosa Gabriela Ceballos Orozco, explicó que la contaminación de los manantiales es intermitente, por lo que la SSA les ha instruido a que se estén monitoreando de manera mensual, con la finalidad de determinar qué pozos o manantiales se encuentran en condiciones óptimas para poder suministrar agua potable.

La funcionaria estatal detalló que el tiempo que tardará en sanearse el manantial, depende de situaciones externas a su dependencia, “Los hidrocarburos son muy volátiles, entonces, puede ser que en cinco días ya no esté contaminado, si es que no se vierte combustible, aquí depende de otras situaciones que están fuera de las que nosotros podamos determinar, por eso estaremos monitoreando mensualmente”.

La comisionada estatal, puntualizó los daños que pueden presentarse su una persona consume agua contaminada con combustible, “Puede presentar problemas oculares, mala visión, dolor intenso de cabeza, gastritis, náuseas y diarrea, por lo que es importante que al menor síntoma acudan a los centros de salud; pues a través de ellos, obtenemos los registros, y al momento no hay registro de daños a la salud, quizá sea porque no han acudido a los centros de salud, por eso les pedimos que acudan”.

Share Button