Sufre industria panificadora escasez de mano de obra por el huachicoleo

Integrantes de la delegación regional de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (CANAIMPA), atribuyeron la escasez de mano de obra, sobre todo en la zona de Cuautepec, al huachicoleo.

Los tahoneros coincidieron en que este ilícito afecta al gremio porque cada vez son menos quienes quieren trabajar por un sueldo base y cada vez son más los que desertan para obtener dinero fácil.

Detallaron que un panadero de los llamados “oficial” gana entre 300 y 400 pesos al día, en una jornada de ocho horas; sin embargo, quienes han desertado para dedicarse al robo o venta de hidrocarburo aseguran que obtienen 500 pesos en un “ratito”.

 “Una persona me pidió trabajo de chofer, pero en ese momento no lo ocupaba, posteriormente lo busqué y le ofrecí el empleo. Me dijo cuánto voy a ganar, le contesté que mil 200 pesos a la semana y sonriendo, respondió: ¿Qué crees? Yo estoy ganando 35 mil pesos diarios”, compartió un industrial del pan.

La crisis es tal, dijeron, que han acudido a planteles educativos de nivel medio superior a invitar a los alumnos a laborar y a que aprendan el oficio, pero su permanencia es muy corta.

“Del Colegio de Bachilleres del Estado de Hidalgo (COBAEH), nos enviaron a 16 jóvenes, pero a los dos o tres días se fueron, no aguantaron, pese a que sus prácticas iban a contar en su calificación”, comentaron.

La forma en que los panaderos han hecho frente a la falta de mano de obra, es la tecnificación. “Estamos metiendo equipo, supliendo con máquinas a la gente”.

Share Button