Intentan vecinos detener una obra argumentando que el municipio invadía propiedad privada

¿Qué tan interesante te parece?

La mañana de este viernes en la colonia San Isidro de Santiago Tulantepec, un grupo de aproximadamente 15 personas trataron de impedir los trabajos de remodelación y ampliación de un área verde, por parte de la presidencia municipal, argumentando que invadían la propiedad de dos predios particulares.

Los inconformes argumentaban al director jurídico de Santiago Tulantepec, que en sus escrituras estaba asentado que tenían derecho a esa propiedad, de hecho, uno de ellos que se dedica a la recolecta de material reciclable, tenía al frente de su casa, unos nueve metros cuadrados ocupados con desechos y una camioneta tipo Combi en desuso que usaba sólo para almacenar material reciclable.

La presencia de al menos ocho patrullas y unos 20 elementos de policía, molestó a algunos inconformes, pues interpretaban que el retiro de objetos de la vía pública sería por la fuerza, sin embargo, los elementos se mantuvieron al margen, cuidando que no se caldearan los ánimos, a excepción del director, Alejandro Rosales Valdivia, quien se mantuvo en constante dialogo con la parte presuntamente afectada.

Una vez que el titular del área jurídica del municipio explicó las razones de los trabajos, dio un espacio de 40 minutos para que la persona que se dedica a recolectar material reciclable, moviera su pertenencias de la vía pública, o si lo deseaba, le dijeran a las autoridades dónde le llevaban sus pertenencias, incluida la Combi y sin ningún costo.

Al terminar el plazo, el director de ecología municipal, Abad Ramos Cortés, comenzó el retiro de los objetos y vehículo, apoyado con personal de presidencia, pero encontraron oposición por parte de la propietaria y algunos vecinos. Finalmente, la combi fue llevada a un corralón para su resguardo, haciéndole del conocimiento de la propietaria que en el momento que ella indicara, le regresaban su vehículo sin ningún costo, mientras que los demás objetos solo fueron reacomodados en el lugar donde será el pasillo de tres metros.

En entrevista, el director Jurídico de Santiago Tulantepec, Jorge González Velazco, explicó la situación jurídica que guarda esa área verde y obra.

“A principios de año se formalizó la escritura del área verde en favor del municipio, la cual cuenta con medidas, colindancias y superficie total, entonces, con base en ello, la alcaldesa gestionó un proyecto con beneficio social para esta área”

Agregó que el proyecto se socializó a través de no menos de cinco platicas con los vecinos colindantes del área verde, incluso, dijo, fue modificando el proyecto porque fueron saliendo propuestas muy buenas por parte de los vecinos, y la intención es  no afectar a los colindantes, buscando que todos tengas sus entradas y salidas con espacios dignos, tanto para peatonal como vehicular.

“Desafortunadamente tenemos un problema con una colindancia que alberga dos predios, la cual, investigamos previamente en el registro público de la propiedad, la situación de esos bienes inmuebles y nos percatamos que de esos dos bienes, uno, sobre su colindancia con el área verde, no tiene derecho a pasillo o a calle, máxime que ese terreno tiene dos salidas alternas, una a la calle Moctezuma y otra a Amapolas”, detalló.

El otro inmueble, continuó el funcionario, su escritura dice claramente que colinda con un pasillo, por lo cual, la alcaldesa jamás ha dicho que no va a respetar ese pasillo o que se va a cerrar el acceso, “El pasillo se va a respetar de acuerdo a los lineamientos que nos solicita la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial de Hidalgo , lo cual refiere, que como mínimo, cuando se trata de un pasillo peatonal, debe ser de dos metros de ancho, pero la ingeniera Paola Domínguez, con la intención de incentivar e impulsar este proyecto y no afectar a los vecinos, ordenó que el pasillo fuera de tres metros totales, beneficiando a la otra propiedad que no tiene derecho de exigir una servidumbre o un paso peatonal”.

González Velazco dijo que la presidenta ha sido muy prudente en el tema y ha escuchado a todos los vecinos, pero lamentó la situación que se dio con la propietaria de un predio que es colindante con el área verde, pues exige el derecho a calle y se le va hacer, pero como ella tiene seis metros y fracción de frente de su predio, quiere que la calle debe de ser de esa misma anchura.

“Se le hizo saber que su escritura no dice que la calle debe de medir eso, tampoco me da una orden o mandamiento judicial que me diga que tengo que respetar una calle de seis, siete u ocho metros, pero tampoco se le está negando su paso, al contrario, su propiedad quedará con dos accesos; un pasillo de tres metros y una calle de cuatro metros de ancho”, puntualizó

Finalmente, el funcionario municipal hizo énfasis en que los que dicen ser afectados, no le acreditaron con algún juicio o una indicación de una autoridad judicial, que suspendiera determinada obra o toda la obra,  “Estamos construyendo exclusivamente sobre la propiedad que le pertenece a la presidencia municipal, no estamos invadiendo ni un solo metro sobre propiedades particulares, estamos actuando conforme a derecho”.

Facebook Comments
Share Button