Acumulación de gas metano en drenaje es común en épocas de estiaje

La presencia de gas metano en la red de drenaje, es muy común en la época de estiaje, ya que no se tiene la presencia de precipitaciones y entonces los sedimentos y residuos de materia orgánica, se van atorando en los drenajes y con el calor, van generando gases.

Lo anterior lo informó el director de Protección Civil de Tulancingo, Jesús García Ávila, quien recomendó limpiar los drenajes al interior de las viviendas, no sólo en la red general, pues al acumularse se empieza a descomponer las heces y demás materia orgánica y producen el metano.

Lo acontecido el lunes en la escuela primaria Ignacio Allende en la colonia Zapotlán de Allende, fue un caso de acumulación de gas metano, y al no tener las tapaderas adecuadas en las atarjeas, salió el olor.

“Este olor se confunde con el de gas L.P., sin embargo, al acudir a los reportes, verificamos y lavamos los drenajes con cloro y abundante agua para que se vaya el olor y se diluya la materia orgánica”, explicó.

García Ávila dijo que el metano si tiene la característica de ser un gas inflamable, siempre y cuando se combine una concentración fuerte de metano y un punto de ignición, lo que generaría un evento de explosión, que pudiera levantar una coladera y el efecto más fuerte a la población, sería el psicológico, pues además no es tóxico.

Reconoció que si les llegan ese tipo de reportes con cierta frecuencia, no en gran cantidad. Explicó que el gas metano tiene las siguientes características: es incoloro, inflamable y no es tóxico, además de que se produce de forma natural, por la descomposición de la materia orgánica

Share Button