Arrastre de material en la bajada de San José no afectó la obra que se ejecuta: SOPOTH

El primer temporal de lluvias del año 2019 en la región de Tulancingo, generó escurrimientos pluviales en el lugar conocido como la Bajada de San José, los cuales causaron arrastre de azolve y diverso material de la obra  vial que se construye, pero no se afectó la obra en sí, informó la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial de Hidalgo (SOPOTH).

La SOPOTH informó a través del área de comunicación social, que derivado de las precipitaciones pluviales que se presentaron, se registró el arrastre de azolve y/o de material de los trabajos en proceso que no afectan la obra, y adelantó que se realizarían las acciones necesarias para minimizar los efectos de los escurrimientos sobre la cuneta de reciente creación.

Si bien es cierto que no se presentaron daños a la plancha de concreto de la cuneta, si hubo algunos daños que de no atenderse podrían afectar la vida útil de la cuneta.

A la altura de la capilla de La Villita, se presentaron algunas zanjas a un lado de la cuneta de concreto producidas por la erosión del agua y, en algunos tramos presentaba 40 centímetros de profundidad por unos 30 centímetros de ancho y una longitud de cinco o seis metros.

En el lugar conocido como la quebradora, donde hace algunos meses había al menos un par de socavones, la cuneta sufrió una cuarteadura de unos 60 centímetros, y se registró el reblandecimiento de un bordo.

Metros más abajo, casi frente a conocido Club Deportivo, el agua rascó de manera profunda al constado de la cuneta, dejando un tramo de la canaleta prácticamente en el aire.

Personal de residencia de la conservación de carreteras de Tulancingo, apoyó en el retiro de material desde primera hora, y procedieron a rellenar las zanjas que rascó el agua, sobre todo en los accesos principales para que los autos no sufrieran desperfectos.

El material que arrastró el agua, es el material que se estaba utilizando en los terraplenes de dos trechos de cunetas que faltan por colar.

Vecinos y comerciantes de esa franja, coinciden en que estos fenómenos deben de ser tomados en cuenta para corregir algunos detalles, ahora que está en proceso la obra.

Share Button