Insisten ciudadanos en implementar horario de carga y descarga en la calle Ocampo

Tarimas apiladas en la vía pública, con mercancía que alcanza los tres metros de alturas, unidades vehiculares en doble fila, tráileres en sentido contrario o cajas de secas de grandes dimensiones, aparcadas durante varias horas, son el “pan de cada día” de los ciudadanos que quieren cruzar la calle Luis Ponce, entre Durango y Victoria.

Han sido constates los reportes de los ciudadanos que piden se ponga en cintura a los propietarios de bodegas y comercio en general, para que se respete la vía pública y el arroyo vehicular, pues algunos automovilistas deben de esperar hasta 30 minutos para cruzar ese tramo de 280 metros y que abarcan dos cuadras.

“Las mismas personas que se encargan de cargar y descargar los tráileres fungen como agentes de tránsito, paran la circulación vehicular en la calle de Durango y calle Ciprés, para que los tracto camiones salgan en sentido contrario por Luis Ponce hacia la carretera México – Tuxpan, lo hacen a cualquier hora del día y tránsito municipal ni sus luces”, comentó el Abel Tapia Rodríguez.

Además, señaló que en la calle Durango se han registrado muchos robos de autopartes, como: baterías, auto estéreos, herramientas de los autos, entre otros, solicitando urgentemente más presencia policial.

Daniel Anaya, comerciante en pequeño y que frecuenta la zona de la Central de Abasto, también recriminó la nula presencia de agentes de tránsito en la calle Luis Ponce.

“En el bulevar si hay presencia de oficiales de tránsito, he contado hasta ocho, pero en la calle Luis Ponce no se paran ni por accidente para intentar poner orden. ¿Por qué? No lo sé, pero deberían hacer operativos para librar la banqueta, evitar que se estaciones en doble o triple fila, que usen el arroyo vehicular como patio de carga y descarga y que no permitan circular a los tráileres en sentido contrario. Que pongan un horario de carga y descarga y que sea por la noche”, sugirió el señor Anaya