Sólo tres productores de cárnicos de Tulancingo han obtenido la certificación TIF

En Tulancingo existen sólo tres empresas de cárnicos que tienen la certificación Tipo Inspección Federal (TIF), la cual garantizan al consumidor la inocuidad de sus alimentos y más competitividad en el mercado.

Abraham Salomón Ganado, director de Desarrollo Rural de Tulancingo, explicó que dicha certificación la proporciona el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), dependiente de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), y garantiza la calidad sanitaria de los productos para consumo humano.

Informó que las empresas, con esa etiqueta, están procesando piel de cerdo en chicharrón, cortes de carne de cerdo y barbacoa de cordero, y eso les está dando la oportunidad de competir en otros mercados nacionales y entrar a la cartera de proveedores de tiendas de prestigio.

“Son pocas empresas las que logran esta certificación porque se necesita cumplir una serie de condiciones en los procesos productivos, es decir, aseguran que la materia prima que manejan, obligadamente debe de provenir de un rastro TIF, para garantizar que los alimentos que consumen las personas no le harán daño porque están libres de contaminación física, química o biológica, lo que da un seguridad en el consumo”.

Agregó que hay muchos productos que tienen buena calidad, buena presentación, buen sabor, pero no tienen la certificación TIF, y eso les limita para entrar a otros mercados nacionales e internacionales, pues da la garantía de que no existe contaminación de ningún tipo, es una garantía para la salud pública y eso es una gran ventaja en el mercado.

Salomón Ganado explicó que la certificación no es costosa, lo caro es el proceso de elaboración, pues es lo que verifican, por eso las plantas certificadas llevan un estricto control de higiene, desde instalaciones, indumentaria, mobiliario y equipo.

“Normalmente las empresas que alanzaron la certificación TIF, fueron diseñadas desde su origen para eso, su instalaciones fueron construidas para eso, por lo que es difícil que una empresa que nació sin esa visión, se adapte al proceso TIF, le saldría muy costoso, pues tendría que construir instalaciones nuevas y apegadas a la normativa TIF”, apuntó.

Finalmente, estas tres empresas TIF del municipio generan unos 35 empleos y los que laboran en ellas, son personas altamente calificadas, muy capacitado en las buenas prácticas de higiene.

Share Button