Percibe la población poca utilidad en las cámaras de vídeo vigilancia del programa Hidalgo Seguro

Las cámaras de video vigilancia del programa Hidalgo Seguro, de poco o nada han servido, según la percepción de ciudadanos y delegados, quienes advierten que continúa la actividad delictiva, además de que en algunas colonias densamente pobladas no existen dichos equipos.

En un recorrido por diferentes demarcaciones de Tulancingo, se conoció el número de cámaras que el gobierno del estado instaló desde meses atrás y se pudo constatar que en colonias, que la Secretaría de Seguridad Ciudadana considera de alto índice delictivo, hay poca presencia de esta tecnología.

En la zona habitacional de Napateco, al interior de las diversas demarcaciones, no se encontró ninguna cámara de video vigilancia del programa estatal de seguridad, a pesar de que es una de las áreas de mayor crecimiento poblacional y el año 2015 registró una población total de seis mil 172 habitantes, según el portal electrónico mexico.pueblosamerica.com.

En la colonia Javier Rojo Gómez que, de acuerdo al mismo portal, registra una población de seis mil 186 habitantes al año 2015, solo se pudieron localizar dos postes (puntos de observación), con cuatro cámaras cada uno, aun cuando tiene tres mil 93 habitantes por cada punto de observación.

En la colonia Lindavista solo se localizaron dos puntos de observación, con cuatro cámaras cada uno y convergen más de dos mil 500 personas.

La colonia El Paraíso, que es una de las de mayor extensión territorial, cuenta con tres secciones: Sur, Centro y Norte, contabilizando solo ocho postes con cuatro cámaras de video vigilancia cada uno.

El número de habitantes de esta colonia no se pudo obtener de ninguna fuente, pero se calcula que puede llegar fácilmente a los siete mil habitantes.

En las colonias Viveros de la Loma, Ahuehuetitla y Adolfo López Mateos, se localizó un punto de observación y otro más Viveros con 4 cámaras cada uno, estas tres colonias presentan una población cercana a los 3 mil habitantes.

Santiago Ortiz, delgado de la colonia Viveros de la Loma, consideró que es una buena idea el sistema de vídeo vigilancia, pero hasta ahí, pues la única cámara que opera en la colonia está ubicada en un sitio donde por la topografía de la misma, sólo cubre de manera parcial cuatro calles.

“Para nosotros, las cámaras, es una especie de placebo, en el que aparentemente funcionan, pues no hemos notado una reducción en los índices de violencia, robo o drogadicción, por eso creemos que no ha cumplido su propósito para lo cual fueron instaladas”.

En la colonia Ahuehuetitla, donde en las últimas semanas se han registrado dos asaltos a casa habitación y a una panadería, el delegado Pablo Pérez manifestó su deseo de contar con cámaras del programa Hidalgo Seguro, ya que considera que podría abonar a reducir los robos.

Alfredo García vecino de la colonia El Paraíso, creé que las cámaras que se instalaron de poco servirán, pues a la fecha él ha sabido de robos en su colonia y no ha conocido un solo caso donde se hayan resuelto usando las cámaras. “Creo que sólo las usan para cuando un influyente tienen problemas, entonces sí revisan las cámaras”