Llevaron motociclistas ropa, juguetes y alimento a colonias marginadas

Llevar esperanza, alimento y un poco de diversión, a los habitantes de colonias marginadas, es la intención de un grupo de biker (motociclistas), que el pasado fin de semana visitó las demarcaciones Ojo de Agua y Ahuehuetitla, donde entregaron apoyos.

Ericka Saucedo y Diego Ernesto Vargas Contreras, bikers independientes de Tulancingo, comentaron que la idea salió de apoyar a los necesitados, pero también romper ese estigma de “malandros”, con el que la sociedad ha etiquetado a los motociclistas.

“Se trata de quitar el estigma de que el biker es un malandro, que solo conviven en borracheras y todas esas cosas, y dar a conocer que los motociclistas tienen corazón, son sensibles a las necesidades de la población y tienen muchas ganas de ayudar”, comentó Erika Saucedo.

Por ello, prepararon mil 500 tortas para repartirlas en las colonias antes mencionadas, además de llevar ropa, juguetes, agua y despensas, apoyos que derivaron de las aportaciones de los motociclistas y de los ciudadanos que supieron de sus actividades.

Los motociclistas, reconocieron que no tienen fechas específicas para hacer labor social, sino que conforme ven la necesidad surge la iniciativa y se enfocan a conseguir los recursos.

Erika Saucedo, dijo que el cambio de imagen de los biker se va logrando poco a poco, pero lamentó que las autoridades municipales no tengan mucho interés en los motociclistas; sin embargo, seguirán trabajando.

Diego Ernesto Vargas, informó que son alrededor de 30 aficionados al movimiento biker, los que están involucrados en esta labor social y poco a poco se van agregando más, además, dijo que las solicitudes de apoyo que les llegan, son verificadas para que sean auténticas y no se presten a malos manejos.

Añadió que durante el resto del año, seguirán recolectando ropa o juguetes para que en meses posteriores se haga entrega de los apoyos