Hábil conductor lleva camión sin frenos a rampa de emergencia

La pericia del operador de un camión Torton evitó una tragedia, al esquivar al menos una decena de autos e ingresar a la segunda rampa de emergencia, ubicada a la altura de las antenas de Telecomunicaciones.

La mañana de ayer (jueves), el chófer de la pesada unidad procedente de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, cargada con semilla de avena, con destino a la central de abastos de Tulancingo, sufrió una avería en el sistema de frenado, que lo obligó a tomar la rampa de desaceleración.

El conductor, comentó que detectó la falla cuando al pasar por debajo del puente de Pitula no pudo frenar, por lo que comenzó a esquivar varios automóviles hasta que ingresó al carril de la rampa.

La velocidad que tomó el camión fue tal que quedó a aproximadamente 10 metros de topar con el fondo de la rampa, la cual tiene al menos 120 metros de longitud.

El conductor y sus dos acompañantes no sufrieron daño alguno, pese a que la gravilla provocó que el camión se ladeara sobre su costado derecho.

Parte de la carga que trasportaba la unidad quedó esparcida en el gavión y en la rampa; sin embargo, logró rescatar parte de ella.

Las pérdidas económicas superan los 120 mil pesos tan solo en la semilla de avena, pero seguramente incrementarán al revisar los daños que el camión sufrió.

El conductor manifestó su molestia con los cobros que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) le haría, pues aseguró que rondan los 20 mil pesos.

“Me van cobrar el esparcimiento de la gravilla, también si los gaviones se dañaron, pero considero que es una injusticia porque las rampas de emergencia son para evitar tragedias. Creo que deberían estar agradecidos en que están funcionando e invertir en arreglar la otra rampa, pues si hubiera sabido de los altos cobros, me salgo en un lugar despoblado”.

Este accidente es el número seis en lo que va del año y ninguno ha dejado personas lesionadas, mucho menos pérdidas humanas, sólo cuantiosos daños materiales