Siguen los accidentes en carretera Tortugas y autoridades no cumplen promesa de poner topes

La semana pasada se registraron dos accidentes automovilísticos en la carretera estatal Tulancingo – Tortugas, donde los vecinos, en varias ocasiones, han solicitado, tanto al Gobierno de Hidalgo como a la presidencia municipal, la colocación de reductores de velocidad, sobre todo a la altura de la comunidad Acocul Guadalupe, sin obtener respuesta favorable.

El accidente más reciente fue un choque múltiple a la altura de la zona conocida como Las Cortinas, minutos después de las 21:00 horas del pasado domingo, de acuerdo con información de las autoridades locales.

Los vehículos involucrados fueron un Volkswagen-Bora, color negro, con placas de circulación HLD-427-B del estado de Hidalgo; el cual era conducido por E. S. H., de 22 años de edad, originario del municipio Metepec.

El segundo vehículo fue un Giant Motors JAC, color guinda, placas E-44BB-C, el cual conducía R. E. M., 45 años de edad, con domicilio en la Ciudad de México.

El tercer vehículo que participó en este percance fue una camioneta Ford Pick-Up, color gris con negro, placas HH91867; conducido por J. J. O. O., de 66 años, también, originario de Metepec.

El saldo preliminar fue de tres personas lesionadas por este accidente; sin embargo, no fueron de gravedad para fortuna de los involucrados.

El otro percance se presentó un kilómetro más delante de Las Cortinas, en dirección a Metepec, donde un tráiler se salió de la cinta asfáltica y dejó esparcido el material de construcción que llevaba.

Por ello, los vecinos volvieron a levantar la voz y revelaron que personal de la presidencia de Tulancingo, específicamente de la Secretaría General Municipal, acudió días antes de la audiencia del gobernador Omar Fayad en Tulancingo, a comprometer la colocación de topes o reductores de velocidad, a cambio de que no asistieran al evento estatal.

“El jueves anterior a la audiencia del gobernador, vino el asistente del secretario general, Raúl Sánchez Parra, dijo quería saber dónde iban a quedar los topes porque los colocarían el viernes o a más tardar el sábado, eso me lo aseguro el asistente”, detalló Daniel Baños, vecino de Acocul Guadalupe.

Agregó que derivado de esa promesa, le comunicó al delegado y al grupo de vecinos que pensaban ir a la audiencia a solicitarle ayuda al gobernador, pero Salvador Neri, asistente del secretario municipal, les dijo que ya no había necesidad de ir, puesto que los topes estarían colocados a más tardar en dos días.

“Por esa promesa nosotros ya no fuimos, pero ahora llegamos a la conclusión de que lo que querían era que no fuéramos con el gobernador a manifestarle nuestro problema, porque casualmente llegaron a hacernos promesas un día antes de la audiencia pública”, recriminó.

Baños Templos, lamentó ese tipo de acciones por parte de las autoridades. “Solo han hecho promesas y los accidentes siguen a la orden del día, poniendo en peligro a la comunidad por el exceso de velocidad con la que circulan los automovilistas”

Share Button