Señalan en Tulancingo tres avenidas peligrosas por sus cruces con otras calles

De acuerdo con la dirección de Tránsito municipal y la Policía Estatal, las calles que cruzan la avenida San Luis, desde 21 de Marzo hasta el Circuito Chapultepec; los cruces en el bulevar Bicentenario, desde Matamoros hasta el libramiento La Joya y el crucero de Genisa, son los más peligrosos al presentar alta incidencia de accidentes vehiculares y cobrar la vida de al menos dos adultos mayores y un joven motociclista.

Para la corporación vial, la avenida San Luis en el tramo antes señalado, es un punto crítico porque registra por lo menos un accidente a la semana y en la mayoría está involucrado un motociclista.

El 25 de noviembre, en el cruce de la calle San Luis y Vicente Suarez, un motociclista de 28 años de edad, murió tras ser embestido por un automóvil, cuyo conductor huyó de la escena.

Ese mismo mes, en dicha avenida, pero en el cruce con Francisco Montes de Oca, un motociclista atropelló a madre e hija, causándoles lesiones que ameritaron su traslado a un nosocomio.

La falta de precaución y el exceso de velocidad, se erigen como las principales causas de accidentes, ya que muchos automovilistas no hacen alto total en las esquinas, ni los que van sobre la calle San Luis, ni los que la cruzan en sus más de 20 vialidades transversales.

El bulevar Bicentenario, es otra arteria que representa riesgo en sus intersecciones, con al menos dos accidentes por semana, toda vez que muchos conductores exceden el límite de velocidad permitido, que es de 50 kilómetros por hora y no permiten el cruce en sus intersecciones.

El bulevar Bicentenario, es angosto, no tienen bahías de desaceleración para retornar y las intersecciones, sobre todo las calles Franz Von Lizt, 5 de Febrero, René Le fort e Hidalgo, no tienen una incorporación a nivel de esta vía, lo que hace lenta la incorporación o salida de los automovilistas.

La Policía Estatal, por su parte, reconoció como un cruce muy peligroso donde convergen el Libramiento La Joya, bulevar Centenario y la carretera Tulancingo –Santiago; seguido del entronque conocido como la “Y”.

En estos dos cruceros, se registran dos accidentes por semana, los cuales sólo han ocasionado daños materiales, ya que los automovilistas disminuyen su velocidad y los percances más recurrentes, son los llamados “laminazos”.

En los cruces del bulevar Bicentenario, al menos dos adultos mayores han perdido la vida, como el ocurrido hace poco más de dos años, cuando un motociclista que circulaba sobre el bulevar Bicentenario arrolló a una mujer de la tercera edad, quien cruzaba por el paso peatonal a la altura del Río Chico, en la colonia Estrella.

El otro percance, en el que hubo pérdidas humanas, sucedió en el mes de septiembre, cuando una pareja de la tercera edad caminaban sobre la ciclopista paralela al Bicentenario, y en el cruce con el bulevar Miguel Hidalgo, una camioneta los arrolló, por lo que, de manera instantánea, la mujer perdió la vida y el varón fue trasladado con heridas graves a un nosocomio.