Alerta CONDUSEF sobre personas que usurpan el nombre de financieras para defraudar

Una nueva modalidad de fraude se ha presentado en la región Tulancingo, que consiste en usurpar el nombre de una empresa financiera debidamente establecida y registrada en el Sistema del Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES).

Guadalupe García Rosales, titular de la oficina de enlace de la Comisión para la Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros (CONDUSEF), con sede en Tulancingo, informó que en enero ocurrieron los primeros casos de esta modalidad.

“Los defraudadores usan el nombre de una empresa que sí está registrada en el SIPRES, el cual proporciona información corporativa y general de las instituciones financieras que son competencia de la CONDUSEF, de tal manera que si los ciudadanos revisan en el registro, creen que están ante personas serias”.

Una vez que los timadores se ganan la confianza del ciudadano, les ofrecen créditos con nulos requisitos y cuando aceptan, les piden que adelanten un pago de su crédito que normalmente va del cinco a 10 por ciento.

“Les piden que depositen el dinero en una cuenta bancaria, con el argumento de que es para la apertura de la cuenta o para pagar el notario o cualquier otro pretexto; sin embargo, eso es falso”, detalló.

Ante esta modalidad de fraude, la encargada de la oficina de enlace de la CONDUSEF pidió a la ciudadanía ser más cuidadosa a la hora pedir un préstamo.

“Ahora no sólo deben de verificar si la empresa está registrada en el SIPRES, sino que deben de llamar a los teléfonos de esas empresas y cerciorarse de que, en verdad, está entablando una responsabilidad crediticia con ellos”.

Finalmente, García Rosales enfatizó que si una “empresa” pide dinero por adelantado a cambio de otorgar el crédito, es una seña casi inequívoca de que se trata de un acto fraudulento

Share Button