Firman comodato de predio donde operará apiario municipal

Fue oficializado el convenio para el comodato de un predio donde operará el primer apiario municipal, siendo este un importante complemento en los trabajos para el rescate de enjambres e igualmente para contar con un espacio de disposición a las abejas en tránsito.

El predio que estará en comodato, se ubica en el Rancho  Buenos Aires, fracción Palmasola y se pretende que las primeras actividades se tengan en el corto plazo ya que el municipio se encuentra en periodo de enjambrazón.

Juan García Mellado, Secretario de Fomento Económico, resaltó la importancia  de establecer un apiario local, lo cual es muy positivo para que las abejas puedan desarrollar su labor de polinización pero con un manejo seguro, por parte de especialistas.

La premisa indicada por el alcalde Fernando Pérez Rodríguez es proteger a esta especie, considerada el animal más importante del planeta, por ello se agilizaron las gestiones, dando como resultado el apoyo del C. Luis Enrique del Villar Pérez.

A diferencia de otros años, hoy se cuenta con capacitación a Bomberos por parte de los tres órdenes de gobierno a fin de fungir  como  primer respondiente.

Así mismo protocolos para el rescate de enjambres que en un primer momento serán entregados a los apicultores del municipio para luego establecerlos en el apiario municipal.

La dirección de Desarrollo Rural en coordinación con apicultores del municipio serán los encargados de la operación directa del apiario, el cual contará con los aditamentos necesarios para que no implique riesgo para los espacios vecinos.

Se recordó que el programa de protección y rescate de enjambres, tiene más de un año de operar en el municipio con resultados favorables y el correcto confinamiento a 80 enjambres, principalmente reubicados de la zona urbana.

El terreno del apiario municipal es de 100 metros cuadrados y con el apoyo de SEDAGROH y SADER es como acatará la normatividad que requiere este tipo de infraestructura.

El rescate de enjambres se realiza de manera constante, en virtud de la movilización de abejas en tránsito que buscan reproducirse en este periodo del año.