Restringen visitas al CERESO Tulancingo por contingencia del COVID -19

El Centro de Reinserción Social (CERESO) Tulancingo, restringió las visitas para evitar la posible propagación del virus COVID-19.

Dicha medida fue tomada con agrado por la mayoría de personas que ayer (lunes) acudieron a dejar alimentos u otros objetos a sus familiares reclusos; sin embargo, hubo quienes dijeron estar preocupados porque desconocen si al interior del penal están tomando las medidas necesarias.

“Mi hijo está en el área de retención, hay varias personas ahí y el lugar no es muy amplio, eso me preocupa porque he escuchado que no debe estar mucha gente en un espacio cerrado”, manifestó la madre de un interno.

Las medidas que manifiestan las autoridades del penal en una cartulina, son las siguientes: “No se permite la entrada a adultos mayores de 60 años ni a menores de edad, si una persona tiene síntomas de gripe o tos también se le negará el acceso y sólo se permite el paso familiares directos del interno y que tengan credencial del CERESO”.

Además de los requisitos necesarios, el aviso define como obligatorio entrar con cubre bocas, además de seguir las instrucciones del personal respecto a la aplicación del gel antibacterial.

El área de Comunicación Social de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), informó que en esta fase inicial, como parte de las recomendaciones del gobierno estatal y de las autoridades penitenciarias federales, han tomado medidas de prevención en los CERESOS.

La dependencia, agregó que en tanto el rigor de las disposiciones dictadas por las autoridades sanitarias no endurezca, mantendrán el acceso de los visitantes a los penales durante los días habituales y bajo los filtros de higiene y medidas de sanitización