Estiman comercios de Tulancingo perdidas de casi 60 mdp en abril

En Tulancingo, hoteleros, restauranteros, líneas de autobuses y balnearios, estiman que dejarán de percibir alrededor de 60 millones de pesos por la contingencia sanitaria derivada del Covid 19, en Tulancingo, pues coincidirá con el periodo vacacional de Semana Santa, que es uno de los de mayor afluencia.

Difícil situación están viviendo los empresarios de los ramos antes mencionados, toda vez que el mes de abril está considerado como parte de la cuarentena, que se debe acatar para evitar la propagación del coronavirus y la semana mayor, que para la industria turística significa un ingreso fuerte, pero ahora no lo será.

Luis Rey Doroteo Rosales, vicepresidente de la Asociación de Hoteles, Restauranteros y Empresas Turísticas de Hidalgo (AHRETH), informó que los hoteleros están reportando una ocupación hotelera del 30 por ciento, cuando normalmente es del 70 por ciento.

“Debemos recordar que Tulancingo es una ciudad comercial y del 100 por ciento de su ocupación hotelera, el 80 corresponde a pernoctas de negocios, agentes de ventas que vienen a realizar su trabajo y al tener parada de manera parcial la actividad comercial, nuestra ocupación se reduce”, explicó Doroteo Rosales.

Agregó que los restauranteros están en esa misma situación, varios han tenido que cerrar y también pagar a su personal, por lo que el mes de abril, puede ser aún más crítico de lo que fue marzo, pues será todo el mes con contingencia.

El rubro de los moteles, el integrante de la AHRETH, informó que la ocupación se cayó y están trabajando con una ocupación que fluctúa entre el 10 y 15 por ciento.

Con datos otorgados por la dirección de turismo, Tulancingo cuenta con 740 cuartos de hotel y si le restamos el 30 por ciento de ocupación hotelera que reportan los empresarios, resultan un total de 518 cuartos desocupados que al multiplicarlos por un promedio de 450 pesos diarios por habitación, nos da una pérdida de mensual de 6 millones 993 mil pesos.

En el ramo restaurantero, la dirección de reglamentos tiene 150 negocios registrados entre restaurantes bares, restaurantes, cantinas, discotecas, fondas y loncherías; y consultado a algunos propietarios, ellos estiman que en abril podrían estar perdiendo entre 100 mil y 45 mil pesos mensuales, por lo que si tomamos la estimación más baja de pérdidas, tenemos una cantidad global de seis millones 750 mil pesos al mes que dejará de percibir este ramo.

El balneario Santa Ana, que ya se ha convertido en un emblema turístico de Tulancingo, cerró sus puertas desde hace unos días, por lo que ya dejó de percibir ingresos.

Este balneario reportó una afluencia de 19 mil 800 personas en el periodo vacacional de semana Santa del año pasado, que si lo multiplicamos por un promedio de 120 pesos por persona durante las dos semanas del periodo vacacional, nos arroja una cantidad de 2 millones 376 mil pesos.

Por último, José Luis Barona Martínez, contador de la central de autobuses, dijo que las líneas de transporte también han sufrido mermas en sus ingresos, pues al suspender clases, y con la medida de quédate en casa por la contingencia sanitaria, las corridas de los autobuses se ha reducido.

En un comparativo del mes de marzo 2019 con el actual, otorgado por Barona Martínez, se tiene una disminución de mil 782 corridas, sin embargo, el mes de abril será todo de contingencia y se estima que el número de corridas canceladas disminuya por lo menos al doble.

De tal manera que en abril se podría tener alrededor de tres mil 500 corridas suspendidas con alrededor de 40 asientos, por lo que estaríamos hablando de 140 mil boletos no vendidos, que multiplicándolos por un promedio de 300 pesos cada uno, nos daría una pérdida de 42 millones de pesos.

Con estas estimaciones, las pérdidas alcanzarían la cantidad de 58 millones 119 mil pesos