Retiran por cuestiones económicas vallas que circundaban La Foresta y el CCRG

Las vallas metálicas que impedían el paso al jardín La Floresta y al Centro Cultural Ricardo Garibay, fueron retiradas la mañana del lunes, pues según el alcalde Fernando Pérez Rodríguez, representaban un gasto importante, por lo que apeló a la consciencia y responsabilidad de la gente, para que se cuide del virus SARS-CoV-2.

El presidente municipal, opinó que las políticas en relación al tema de salud y confinamiento deben adecuarse a la realidad, por lo que insistirán en el llamado a la población para que se quede en casa aunque consideró que resulta inútil seguir haciéndolo cuando todos tienen que salir a trabajar y seguir siendo productivos.

“Desde mi punto de vista, creo que todos nos tenemos que cuidar, debemos ser responsables de lo que hacemos o lo que dejamos de hacer en la vía pública y con los nuestros. Si alguien a estas alturas no ha entendido que debe usar cubre boca, que debe cuidarse y cuidar a los demás, pues entonces vive en otro planeta”.

Pérez Rodríguez, advirtió que hasta que no aparezca una vacuna persistirá el riesgo y agregó que mucha gente que no creía en la pandemia de coronavirus, pero se han dado cuenta que hay quienes están muriendo por esta causa, que las personas con obesidad, hipertensión e insuficiencia renal, son las más vulnerables.

Por estas razones y por el tema de la economía, dijo, retiraron las vallas que circundaban ambos espacios públicos, las cuales generaban un gasto mayor a 30 mil pesos mensuales.

Además, cuestionó la política de las autoridades federales de abrir los espacios públicos al 30 por ciento. “Respeto mucho las decisiones, pero si el espacio público lo reducimos al 30 por ciento, aglutinamos más a las personas, si yo secciono el jardín en un 30 por ciento para que tengan actividad en ese espacio, ahí se va a juntar la gente y no habrá sana distancia”.

Aclaró que el retiro de dichas estructuras metálicas no quiere decir que las cosas estén bien y reiteró que los contagios siguen en aumento.

“Los contagios no cesan, estoy seguro que con mucha responsabilidad y mucha madurez vamos a salir, pero no es como si fuéramos animales irracionales, poniendo vayas, muros y obstáculos, para que dejemos de hacer cosas, es hacer consciencia de lo que estamos viviendo y si después de tres meses no entendemos que tenemos que usar cubre bocas y tener sana distancia, verdaderamente nos estamos condenando a seguir infectándonos”.

Las vallas metálicas se colocaron a finales del mes de abril, por lo que permanecieron dos meses, lo cual se traduce en un gasto superior a 60 mil pesos.

Finalmente, a través de la dirección de Comunicación Social, se informó que el área de Bomberos y Protección Civil procedió a acordonar con cinta amarilla la parte poniente del jardín, donde se encuentra el monumento a Benito Juárez, pero dejó libres los juegos infantiles donde ayer se veía jugar por igual a niños y adultos. Hoy los juegos infantiles fueron acordonados para evitar su uso.