Terminó vida útil de colectores del drenaje sanitario de Tulancingo

La Comisión de Agua y Alcantarillado del Municipio de Tulancingo (CAMMT) trabaja en un proyecto integral de saneamiento del Río Chico, pero para realizarlo deberá de poner en marcha un proyecto adicional en el colector principal cuyo costo ronda los 40 millones de pesos.


Rodolfo Pascoe López, director de la CAAMT, reconoció el problema de contaminación que existe n el rico Chico, en el tramo comprendido entre el ejido El Paraíso y la Colonia Estrella, a causa de las descargas sanitarias el afluente, y calificó como un problema bastante complejo.

“El tema de sanear el río chico en el tramo entre el ejido el paraíso y su convergencia con el río San Lorenzo es bastante complejo, ya teníamos la indicación del alcalde Fernando Pérez Rodríguez y estamos realizando los estudios pertinentes, ya se tienen levantamientos topográficos y se está conformando una carpeta de proyecto que tiene que seguir un curso normativo”, explicó.

Dijo que este proyecto puede durar mínimo dos años, una vez que se apruebe y se tengan los recursos económicos, ya que es necesario que este se financie con recursos municipales, estatales y federales, pues el municipio y en sí, el organismo operador del agua por sí solo no podría respaldar un proyecto de esta dimensión.

“Es una situación compleja en lo técnico, difícil de resolver porque para sanear esa parte, las descargas sanitarias se tendrían que incorporar a la red sanitaria y descargar en colectores sanitarios que en estos momentos están trabajando, pero son colectores sanitarios que posiblemente tengan 40 años de antigüedad y su vida útil a fenecido”.

Enfatizó que los colectores prácticamente están trabajando a la totalidad de su capacidad, “a tubo lleno” y al conectar el proyecto sanitario ejido Paraíso, estaría colapsando, por eso han pensado en un proyecto adicional para darle mayor capacidad a los colectores que trabajan actualmente.

“Desde la obra de vertido, a la altura de Huapalcalco y hasta a la altura de la calle Riva palacio, que es el conector principal se debe de incrementar el diámetro, que actualmente es de 107 centímetros, fue proyectado en el año 1990 para la población de ese entonces, pero Tulancingo ha crecido mucho y normalmente esas obras se hacen con una vida útil de 20 años por lo que tienen el proyecto de ampliar el colector con otro que vaya a la par, quizá de 90 centímetros de diámetro y que termine en 150 centímetros de diámetro”, explicaron los ingenieros José Luis Garrido y Sael Escudero.

Estimaron que con el colector adicional y ocupando el existente les da la capacidad de soportar todo lo que se vaya a cargar en el proyecto de saneamiento del Río Chico.

Subrayaron que este proyecto adicional tendría que hacerse desde la obra vertido, para que les permita recibir las aguas que se tienen en la parte de arriba.

El director de la CAAMT reiteró que la contaminación del río es producto de la explosión demográfica que se tiene en las partes altas, pues de alguna manera, algunos propietarios de esos asentamientos han cumplido con la formalidad y normativa de licencia y construcción, pero también hay irregularidad de asentamientos, además de todas los escurrimientos pluviales se van al drenaje sanitario.

“No tenemos al día de hoy una red de drenaje pluvial y eso nos impacta. Hay una necesidad apremiante y esa necesidad descansa en que hagamos los proyectos debidos para que no saturemos a la parte centro”, dijo Pascoe López.


Finalmente, el funcionario dijo que a pesar de que están a escasos 35 días de la entrega de la administración, estarán trabajando para que se quede todo lo que va del proyecto debidamente registrado para que se le pueda dar continuidad en la siguiente administración.