Depositan ofrenda floral en memoria de bomberos

En el marco del 23  Aniversario luctuoso de tres bomberos fallecidos en la extinción de un incendio forestal, autoridades municipales, vulcanos  y familiares de dichos elementos, depositaron una ofrenda floral en el panteón San Miguel para  honrar la memoria y reconocer el acto heroico del 16 de febrero de 1998, en Tepalzingo.

En representación del presidente  Jorge Márquez Alvarado, el director de Bomberos Jesús García Ávila,  resaltó que como en ese entonces, hoy los bomberos forman parte de la primera línea  para la atención de traslados a pacientes con sospecha o confirmados con Covid-19, lo cual es motivo de agradecimiento pues están continuamente al servicio de Tulancingo.

Los bomberos son muestra clara del profesionalismo con el que se enfrenta esta pandemia pues además de los traslados, su labor ha sido basta en diversas acciones como:

La distribución de insumos de protección a viandantes como cubrebocas y gel antibacterial e igualmente en  sanitización, perifoneo, revisión a los horarios de cierre de comercios, sin descuidar el resto de servicios y el apoyo a siniestros que se registran al interior de la ciudad además de  aquellos que son de colaboración a otros municipios.

De manera habitual la corporación desarrolla  cada año un  programa de aniversario en el que se incluye una misa así como  guardia de honor, pero  en este 2021, fue  realizada   una ceremonia ajustada a los protocolos  sanitarios,  sin dejar de reconocer la grandeza de héroes que anteponen su vida a la colectiva.

El director de bomberos Jesús García   expresó  que el cabo Fernando Pedro Fernández Cruz así como los bomberos Fernando Ortiz Garrido y Arturo Hurtado Santos son ejemplo de abnegación y sacrifico, valores que distinguen al cuerpo de bomberos local.

García Ávila también   remarcó que el presidente Jorge Márquez Alvarado  siempre se ha  mostrado  orgulloso de  contar con el personal que la institución posee; siempre comprometidos con superarse y estar a la altura de las exigencias que demanda una ciudad en constante evolución.

Durante la ceremonia se destacó que, por costumbre, el periodo de estiaje genera que los incendios se incrementen notablemente.

Ante esta situación la dirección de bomberos recomienda evitar esta mala práctica, pues al no estar supervisada por especialistas puede salirse de control; las corrientes de aire son un factor para que se propague con mayor rapidez el fuego.

Por su característica de valle, Tulancingo tiene zonas forestales que pudieran verse afectadas ante un incendio no controlado, de ahí que se exhorte a los propietarios de predios a  implementar otras medidas para el retiro de hierba seca.

En la ceremonia,  se recordó al bombero Víctor Hugo Hernández  quien perdió la vida en el 2020 al realizar labores de combate de un incendio registrado en el cerro Napateco, al cual se le prendió fuego de manera intencional.