Mejora Issste tratamiento quirúrgico de hernias complejas gigantes

  • Clínica especializada en el HR “Lic. Adolfo López Mateos” aplica técnicas eficaces
  • 40 pacientes tratados en siete meses con excelentes resultados, afirma especialista
  • En 2021, instituto registró más de 6 mil egresos hospitalarios por hernias de cavidad abdominal

En el marco de la estrategia para aumentar eficacia de tratamientos de las enfermedades más frecuentes en la población derechohabiente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), cirujanos generales del Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos” implementaron la Clínica de Hernias, con la cual han logrado mejorar el tratamiento de pacientes que presentan patologías complejas o hernias gigantes, informó el director generaldel Issste, Pedro Zenteno Santaella.

https://www.senado.gob.mx/64/

Las hernias son una de las principales causas de atención en el instituto. En 2021, se registraron seis mil 455 egresos hospitalarios por este padecimiento en la cavidad abdominal, como consta en Anuario Estadístico cutt.ly/OJO1LkP. De ahí la importancia de mejorar protocolos para abatir complicaciones a los pacientes, enfatizó.

Al respecto, el responsable de la Clínica de Hernias, Eugenio Jesús Abreu Rejón, señaló que este servicio especializado se implementó desde octubre del año pasado para reducir la reincidencia de hernias complicadas, mejorar resultados para los derechohabientes y evitar gastos exponenciales por tener que ser sometidos a más de una cirugía por esta causa.

“En siete meses hemos atendido con excelentes resultados a 40 pacientes con cuadros clínicos de hernia complicada, a quienes hicimos reparación de la pared abdominal, mediante soluciones quirúrgicas personalizadas y uso de eficaces técnicas. Todas las personas intervenidas continúan en vigilancia posoperatoria y ninguna ha presentado recidiva, es decir, que se vuelva a formar la hernia, uno de los principales riesgos en estos casos”, puntualizó.

La hernia es un defecto en forma de hueco en el músculo de la pared abdominal, algunas pueden desarrollarse en orificios naturales como el ombligo o las ingles, en cuyo caso se hacen más grandes al paso del tiempo y, en ocasiones, llegan a causar problemas. Otras pueden formarse en la zona de cicatrices posteriores a una cirugía, denominadas hernias incisionales.

Abreu Rejón refirió que las hernias son causa común de atención en cirugía general programada y de urgencias, con buen promedio de resolución quirúrgica. Sin embargo, cuando no se atienden oportunamente, o los pacientes acuden a los servicios de salud en etapas muy avanzadas, se incrementan sustancialmente los riesgos y la dificultad en su manejo.

El especialista explicó que hay varias formas en que se puede complicar una hernia, por ejemplo, pueden crecer tanto que abarquen toda la extensión del área abdominal y sea muy difícil y riesgosa su reconstrucción y reparación. Otras, no tan extensas,llegan a provocar estrangulamiento e infarto intestinal y peritonitis, condiciones que puede costarle la vida a las personas; de ahí la importancia de establecer medidas estandarizadas de atención.

El cirujano detalló que para la atención de una hernia compleja se considera una tomografía, donde se valora el tamaño, diámetro y contenido que está dentro y fuera de la cavidad abdominal.

En cuanto al tratamiento quirúrgico, Abreu Rejón explicó:“Disponemos de dos eficaces técnicas. Una es la colocación de toxina botulínica para relajar los músculos y favorecer el adecuado cierre de la reparación de la pared abdominal. Otra es aplicar neumoperitoneo preoperatorio, que consiste en introducir gradualmente aire a la cavidad abdominal, para que los músculos se vayan estirando y al momento de reintroducir los contenidos del saco herniario no haya restricción, sobre todo, pulmonar. También incluye la colocación de mallas de acuerdo con las necesidades de cada paciente”.

Los tipos de hernias que se atienden en esta clínica son las de gran tamaño o gigantes, que abarcan toda el área abdominal; aquellas que han sido intervenidas previamente y tuvieron recidiva; las de “pérdida de dominio” que son aquellas donde el contenido de músculo, grasa y vísceras del saco herniario es más grande que el tamaño de la cavidad natural, donde hay que reinsertarlo.

Agregó que también se atienden las hernias secundarias a operaciones de vesícula abierta, lumbares, laterales, todas las que son más difíciles de manejar, para que el paciente tenga un tratamiento dirigido y centralizado.

Por último, recomendó a la población que en caso de detectar una masa palpable en cualquier parte del cuerpo, particularmente en el abdomen, sin importar el tamaño o si haya presencia de dolor o no,acudan a su clínica para ser evaluados por personal médico y evitar complicaciones a su salud.