Impide proceso jurídico la culminación de obra de clínica del ISSSTE Tulancingo

Problemas jurídicos entre el ISSSTE y la empresa encargada de la construcción, han derivado en un atraso de dos años en la entrega de la obra, y hasta este momento, no hay fecha para retomar los trabajos.

Anayeli Altamirano Hernández, subdelegada de administración del ISSSTE Hidalgo, explicó en entrevista telefónica, que la obra que comenzó el 19 de noviembre del año 2015 y que se pretendía terminar el 19 de octubre del 2017, tiene un avance general del 70 por ciento aproximadamente, y dos etapas debidamente concluidas y recepcionadas.

“Hubo un incumplimiento en el contrato de acuerdo a las cláusulas que se estipularon, entonces, nivel central decidió realizar un proceso de rescisión de contrato con la empresa Rentajín S.A.de C.V por no cumplir a cabalidad con lo acordado en el contrato”, informó.

Detalló que las irregularidades que se identificaron, fueron en el área  de máquinas, el equipamiento electromecánico, las instalaciones hidrosanitarias, la interconexión de instalaciones y la terminación del segundo nivel del edificio.

Altamirano Hernández, recordó que derivado de estas anomalías, el 16 de agosto, a sabiendas de que se podía llegar a una conciliación con la empresa Rentajín, nivel central inició la rescisión de contrato quedando en ellos la solución y no en la delegación del ISSSTE en Hidalgo.

La subdelegada del ISSSTE en el estado, precisó que la ampliación de la Clínica Familiar del ISSSTE en Tulancingo, constó de 3 etapas, la primera fue la construcción del primer nivel y ya está terminada y recepcionada, incluso, dijo, ya instalaron unas oficinas de manera provisional.

La segunda etapa contempló consultorios de medicina familiar, área de especialidades, farmacia, sanitarios, área de trabajo social, sala de espera, archivo clínico y vestíbulo general, esta etapa ya tiene el proceso de recepción.

La tercera etapa es la que registra un retraso y sólo tiene un avance del 22 por ciento, y mientras no se resuelvan las demandas no se podrán retomar los trabajos.

Altamirano Hernández, comentó que desde que inició la administración del licenciado Andrés Manuel López Obrador al frente de la República Mexicana y de Luis Antonio Ramírez Pineda como director general del ISSSTE, están verificando el tema jurídico, en incluso ya enviaron diversas áreas a revisión para saber cuál es el procedimiento a seguir.

“De manera jurídica, verificaron que al encontrarse en un proceso de rescisión, en estos momentos es imposible avanzar por la cuestión de la demanda, tanto del nivel central como de la misma empresa, todo lo que tenemos en la 3ra etapa se quedará así, hasta que no se resuelva la situación jurídica”, finalizó Altamirano Hernández.